Manifiesto 25N Por Ti Mujer

MANIFIESTO CONTRA EL RACISMO INSTITUCIONAL, LA NEOCOLONIZACIÓN, EL ORDEN HETEROPATRIARCAL, LA VIOLENCIA DE GÉNERO Y TODAS LAS FORMAS DE DISCRIMINACIÓN HACIA LAS MUJERES MIGRANTES MUJERES DERRIBANDO MUROS Y FRONTERAS QUE SE VEN Y QUE SE SIENTEN: MUJERES MIGRANTES, MUJERES LIBRES, MUJERES CON DERECHOS 25N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres – 2019 A la luz de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como fundamento de las normas internacionales y nacionales, la cual reafirma el compromiso de los Estados a efectuar el reconocimiento universal de que los derechos y las libertades fundamentales son inherentes a todos los seres humanos, inalienables y aplicables en igual medida a todas las personas, y que todas y cada uno de las personas nacemos libres y con igualdad de dignidad y de derechos, independientemente de nuestra nacionalidad, lugar de residencia, género, origen nacional o étnico, color de piel, religión, idioma, o cualquier otra razón; las mujeres migrantes nos reconocemos como sujetos políticos de derechos, con múltiples capacidades sociales, personales y profesionales que son fundamentales para el progreso de la sociedad hacia un futuro con justicia social, que avance hacia el desarrollo sostenible y humano respetuoso de la vida de todas las especies y así mismo la consecución de la Paz y la construcción de una ciudadanía global. Las mujeres migrantes enfrentamos en la cotidianidad de nuestra nueva realidad una serie de situaciones problemáticas en el ámbito privado y social, las cuales tienen que ver directamente con el proceso de migración que atravesamos. Situaciones personales, administrativas, sociales y jurídicas que significan un riesgo de incrementar el grado de vulnerabilidad frente a las violencias basadas en género. Lo anterior, teniendo en cuenta que estas situaciones exponen a las mujeres a la desigualdad social, el desequilibrio emocional y económico, y la segregación por causas específicas como su origen. Por eso, reconociéndonos diversas nos hemos encontrado en la resistencia, aceptamos el reto de abrazarnos, comprendernos, escucharnos, aprendernos, desaprendernos, acompañarnos y no rendirnos. Desde la interculturalidad y la interseccionalidad resistiremos y continuaremos, y a quienes lleguen también las ayudaremos. No somos unas pocas, no somos unos casos, somos miles y desde que nos encontramos el alto muro con el que han querido que choquemos lo empezamos a derribar, y con las piedras que recojamos construiremos el hogar que soñamos, donde queramos, donde encontremos la tranquilidad que merecemos, por los derechos de los que nos sabemos titulares: la vida, la educación, el trabajo digno, la reagrupación familiar, la salud, el libre desarrollo de nuestra personalidad, por esto y por más, luchamos. Las mujeres migrantes en nuestro derecho a manifestarnos, sentamos nuestra posición de repudio contra los discursos que siembran el odio y el miedo contra la población migrante, promovidos por ideologías fascistas, racistas, misóginas y heteropatriarcales. En un grito de rechazo nos manifestamos en contra del neocolonialismo que expolia y esclaviza, el capitalismo salvaje que amenaza y asesina a nuestras familias, vulnera el derecho a la autodeterminación de nuestros pueblos originarios, nos quita el sustento y poco a poco el aliento de vida, a nosotras y a todos los seres vivos que mantenemos el equilibrio natural […]