LAS MUJERES SAHARAUIS CONMEMORAN LOS 40 AÑOS DE SU ESTADO: LA REPÚBLICA SAHARAUI

 
Hoy se conmemora una efemérides muy especial para todo el pueblo del Sáhara Occidental: el cuadragésimo aniversario de la proclamación de su Estado: la República Saharaui. Por tal motivo, las Mujeres Saharauis queremos felicitar a todo el pueblo saharaui por el 40 aniversario del joven Estado y a animarle a seguir luchando y resistiendo hasta lograr la total libertad y la justicia.
 
El 27 de febrero de 1976 y a raíz del vacío de poder creado por la estrepitosa salida de España del territorio, el Pueblo Saharaui proclama en Bir-Lehlu su Estado: la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), demostrando al mundo entero su firme determinación en seguir luchando por su libertad e independencia nacionales los cuales son corroborados por las resoluciones del Derecho Internacional y de las máximas instancias internacionales y a su cabeza las de la ONU.
 
Son ya cuarenta largos años de injusticias pero también de lucha y de resistencia de todo un pueblo ha sacrificado también todo para que se respeten sus legítimos derechos a la libertad y a la justicia así como también queremos exhortar a la Comunidad Internacional, a la Unión Europea y en especial al Gobierno Español para que no escatimen esfuerzo alguno para la solución definitiva, justa y duradera del problema de descolonización del Sáhara Occidental.
 
La República Saharaui es hoy una Realidad irreversible. Tiene una presencia y un reconocimiento internacional en más de 80 países y es uno de los fundadores de nuestra organización continental: la Unión África (U.A.). La inmensa mayoría de la población saharaui, tanto la que vive en los campamentos de refugiados saharauis como los que resisten en las ciudades ocupadas y los que viven en la diáspora conmemora ésta importante efemérides organizando multifacéticas actividades tales como desfiles militares, manifestaciones socio-culturales, conferencias, charlas, veladas artísticas etc, etc, para rendir homenaje a todos los y las que sacrificaron sus vidas por la libertad y la dignidad de su pueblo así como también para reafirmar ante el mundo entero la férrea determinación del pueblo del último vestigio colonial del África: el Sáhara Occidental, a seguir luchando por sus legítimos derechos a vivir en justicia y en paz.
 
Por todo ello, podemos concluir que: después de cuarenta años, sólo un Estado Saharaui independiente puede garantizar la estabilidad y la cooperación en el Magreb. Después de 40 años de guerra, exilo y represión, no cabe solución duradera, estable y definitiva que no cuente con la manifestación de la voluntad libre del Pueblo Saharaui.