Campaña ¡¡Mi vida la controlo yo!! 2017

Continuando con la campaña contra la violencia de género iniciada en 2015 “¡¡Mi vida la controlo yo!!”, nos reunimos de nuevo para sensibilizar a la sociedad frente a la persistencia de este fenómeno. A través de las redes sociales, se ejerce una forma de acoso que está muy vinculada con la violencia de género. En efecto: Las mujeres son más vulnerables al ciberacoso por la desigualdad de valoración debida al sexismo sistemático y que se exacerba en las redes sociales y se sigue proyectando en la violencia de género ejercida en las redes sociales. Las redes sociales son una manera, para los acosadores, de hacer del acoso algo permanente e intrusivo en la vida de la víctima. Internet permite alcanzar a la víctima de violencia de género sin tener contacto físico con ella. Son también un medio para ejercer dominación, limitación de la libertad, control social excesivo en las relaciones de pareja o ex pareja. Unos ejemplos concretos de ciberacoso son : La difusión de imágenes o de datos de contenido sexual (que sean falsos o reales) de la víctima. Escribir comentarios debajo de publicaciones que contengan observaciones inapropiadas sobre el físico, insultos, comentarios sexistas, justificando la cultura de la violación, etc. Los mensajes sistemáticos de amenazas, de dominación, de control social, de solicitudes de  servicios sexuales, de chantaje, etc. Perseguir a una persona en los espacios de Internet que frecuenta habitualmente. Acceder al celular/ordenador de la víctima para controlar sus comunicaciones y/o publicaciones en las redes sociales. La falta de contacto físico, el anonimato, la inmediatez, la impunidad, la intrusión muy fácil en la vida íntima de la víctima, la impresión de que todo se puede decir sin límites, como en la vida real. Son tantos aspectos que, añadidos al sexismo omnipresente, hacen del ciberacoso una faceta de la violencia de género. #MiVidaLaControloYo ‪#‎mividalacontroloyo