Violencia de género y ciberacoso

El último 8 de noviembre, una mujer, Jessica Bravo, fue tiroteada por su expareja frente al colegio de su hijo de 3 años, que ha visto todo. El victimario ya había sido condenado por violencias contra la víctima y por amenazas.[1] Lamentablemente no es un caso aislado y nos podemos dar cuenta de eso solo recorriendo las secciones  « violencia machista » o « violencia de género » de los periódicos. Por Valentine Delahaye Las cifras también son importantes. En efecto, en España, desde 2003, 900 mujeres han sido asesinadas en el marco de violencias machistas. Fueron 31 víctimas de femicidio para los 7 primeros meses del año 2017, según algunas fuentes, más según otras.[2] [3] Es un problema tan importante que el 29 de septiembre de 2017 ha sido aprobado definitivamente un Pacto de Estado contra la Violencia de Género, consensuado durante 6 meses por los grupos parlamentarios. Este Pacto contiene 213 medidas destinadas a prevenir, asistir las víctimas de violencia de género y protegerlas. ¿QUÉ ES QUE LA VIOLENCIA DE GÉNERO? En primer lugar, hay que dar una definición de los términos en sí. La violencia es «la negación del respeto debido a una persona», es decir, que niega la calidad de persona, usa a los individuos como objetos, como medios para lograr un fin.[4] Así, la violencia sería «la coacción física o psíquica ejercida sobre una persona para viciar su voluntad y obligarla a ejecutar un acto determinado».[5] Respecto al género, la Organización Mundial de la Salud lo define como « los conceptos sociales de las funciones, comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres ». El concepto de género es muy vinculado al sexo biológico.[6] Podríamos entonces definir la violencia de género como un acto físico o psíquico ejercido en contra de una persona por su sexo y para obtener de ella un comportamiento determinado. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas la define como «todo acto de violencia sexista que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psíquico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o en la privada». Así, se puede notar que el concepto de violencia de género esta aceptado como violencia sexista, es decir ejercida en contra de una persona por el hecho de ser mujer en el ámbito de la sociedad patriarcal en la cual vivimos. ¿DE DONDE VIENE Y COMO SE MANIFIESTA? El patriarca Para empezar, hay que destacar que el mundo en el cual vivimos es patriarcal. Los diccionarios nos dan una definición del patriarcado relativamente unánime. Es una « forma de organización social en la cual el hombre ejerce el poder en el ámbito político, económico, religioso, o posee el papel dominante en el seno de la familia, frente a la mujer » (Larousse, 2017). En la sociedad actual, a pesar de muchas evoluciones positivas en cuanto a la igualdad entre las mujeres y los hombres, el patriarcado sigue siendo muy marcado y eso en todas partes del mundo. La sociedad patriarcal y las normas sociales transmiten una percepción de las mujeres que […]